Epicuro




EPICURO

Bebe, ama y alégrate si tienes
unos labios de miel donde besar,
una suave cadera que abrazar
y la vida, el más grande de los bienes.

Si estás vivo, conviene que te llenes
de toda su riqueza al despertar,
y que no dejes nunca de soñar
si en los sueños felices te entretienes.

Bebe, ama y alégrate, que ahora
poco sabio y honrado es el que llora
despreciando en su cínico rencor

este edén misterioso de la vida
que ofrenda todo aquello que le pida
quien tenga el corazón lleno de amor.

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario