Bailarina




BAILARINA

¡Mírala!, cómo se mueve
con ese precioso talle
y esos arcos que dibujan
sus caderas sensuales,
con el rostro de colores
y ese perfume que el baile
va esparciendo en torno suya
y que santifica el aire...
Mira la coquetería
de su cuerpo al agitarse,
exhibiendo en su belleza
la verdad de los compases
misteriosos de la música
del Amor... ¡Divino baile,
el tuyo, flor diminuta,
que has venido a recordarme
que otra vez la Primavera
ha llegado a nuestras calles!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario